Es un método que consiste en eliminar distintas capas de la epidermis con el objetivo de favorecer la regeneración de la piel.
La cantidad de capas a eliminar dependerá del tipo de peeling que se realice: medio, profundo o superficial;

Superficial: Lo que hace es cerrar los poros eliminando las cicatrices que produjo el acné y las arrugas finas; aportando a su vez uniformidad en el tono de la piel.
Medio: Se utiliza en personas que padecen casos de envejecimiento solar; debido a que su acción se produce en las arrugas finas y que poseen profundidad media.
Profundo:  Este es el más completo de los tres ya que actúa en las arrugas superficiales medias y profundas, eliminando manchas solares, actínicas y queratosis.

El peeling se recomienda para envejecimiento fisiológico o solar y para tratar otros trastornos tales como las manchas en la piel o el acné. A su vez, también puede utilizarse para mantener una piel sana, libre de impurezas y luminosa.

Consulte precio

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje